Insomnia

o sea, no puedo dormir

Sobre la vida

Hay momentos para todo. Épocas de la vida para salir y festejar hasta perder la conciencia, y épocas para disfrutar la cena y los sillones. No todas las personas permanecen y se vuelven eternas. Que una persona esté hace mucho tiempo no se convierte en la obligación de mantenerla dentro de tu vida, y las relaciones que no evolucionan se marchitan. Lo nuevo brilla más, pero lo viejo nos engaña cuando se tiñe por la nostalgia. Nada de lo que se mantiene que valga la pena es sin esfuerzo.
Aceptar que las cosas se terminan y dejarlas ir es la vida, pero encontrar las cosas que valen la pena mantener también lo es.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *